Historia

Accede aquí a los recortes de prensa mas relevantes de esta casa

 

La modesta historia de nuestro establecimiento comienza cuando en 1913, mi abuelo Teófilo Carro, procedente del Burgo de Osma, tras su paso por Bilbao y habiendo aprendido el oficio de pastelero conoce a mi abuela Ángeles, Calceatense de nacimiento. Ambos se casan y se trasladan a Santo Domingo de La Calzada. Una vez aquí comienza su andadura como panadero y pastelero, en un local sito en la calle Villanueva número 64 con el nombre de “El Buen Gusto” Confitería y Ultramarinos Teófilo Carro.

Posteriormente, y acomodándose a los tiempos que por aquel entonces corrían, el pequeño negocio ha ido sufriendo varias transformaciones, hasta que finalmente, llegado el 1951, se establece como “Confitería-Heladería Carro” en su enclave actual. Tras la muerte de mi abuelo Teófilo, en 1965, se hace cargo del negocio mi madre Pilar Carro, que con la ayuda de mi padre José Luis Isasi, auténtico innovador en técnicas de pastelería hasta entonces desconocidas en nuestra tierra, hace cambiar radicalmente el rumbo del negocio

Actualmente soy yo, José Teófilo Isasi Carro, tercera generación de pasteleros, quien desde 1996 regento e intento mimar con mi mejor saber hacer a mis clientes.

 

carro2