Fardalejo, uno de los postres típicos de La Rioja

Fardalejo, un postre delicioso

Las hojas de los árboles caen. Nuestra tierra se encuentra bañada en esos preciosos colores entre marrón y oro, y ya empiezan a caer las primeras nevadas, lo que nos hace recordar que nos encaminamos al invierno casi sin percatarnos. Y si lo hacemos acompañados de nuestros dulces típicos, ¡mucho mejor!

Para los más curiosos, comentaros que la repostería en La Rioja se conoce como Golmajería, palabra de origen árabe que engloba todo lo que se refiere a golosinas y dulces. En el post de hoy, quisiéramos enfocarlo a la amplia gastronomía de nuestra tierra, hablando de uno de los postres más conocidos y típicos de La Rioja, famosos por su sabor, por su textura y sobre todo porque su receta es una tradición muy antaña, que ha ido pasándose de generación en generación: Los Fardelejos

Los fardelejos son originarios de la región de Ardalejo. Este delicioso bollito, cuyos orígenes se remontan a los siglos IX y X. Su elaboración es muy sencilla, y el resultado y sabor magníficos. Este delicioso dulce está compuesto por una fina capa de hojaldre que recubre todo el interior, relleno de una masa cuya consistencia y textura nos podría recordar al mazapán, pero con un cuerpo algo más ligero, cuyos ingredientes contienen huevo, azúcar, almendras molidas y ralladura de limón. La mejor forma de servirle para deleite del consumidor es recubierto de azúcar glacé (aunque esto siempre puede variar, según al gusto). Es muy fácil reconocer un fardelejo, ya que tiene forma rectangular, y los bordes en relieve son una de sus principales características visuales para reconocerlo entre las demás piezas de bollería que podréis encontrar en La Rioja

Si en alguno de vuestros viajes por España, os dejáis caer por La Rioja, y coincide que son fiestas patronales o alguna que otra festividad, podréis ver muchos puestecitos y tiendas como nuestras «Pastelerías Isasi», que cuentan con el fardelejo entres sus opciones de repostería para ofrecer a los consumidores. Y tras vuestra visita, siempre os podéis llevar unos cuantos fardalejos de vuelta a casa para tenerlos a modo de desayuno.
Sin duda, ¡una deliciosa manera de empezar la mañana!

Esperamos que os haya gustado el post de esta semana. No dudéis en pasaros por cualquier de nuestras tiendas en Santo Domingo de la Calzada o Haro, para ver la gran variedad de nuestros productos.
¡Endulza tu vida!

Leave a reply